“1917”

Director: Sam Mendes

Guion: Sam Mendes – Krysty Wilson-Cairns

Año: 2019

Sam Mendes es aquel estudiante callado que se sienta en el fondo pero que cuando habla puede deslumbrar a más de uno. Sin duda uno de los preferidos de los críticos y de la academia en general. Como director supo asombrar a todos con su opera prima “American Beauty”, relatándonos la crisis de mediana edad masculina, la caída a la tentación y el camino de redención, el cual no tiene salida.  Con esta película, un joven Sam Mendes se llevó a su casa un Oscar por Mejor Película y por Mejor Director, todo un sueño para aquel que está haciendo su opera prima.

El director inglés sabe llamar nuestra atención cada intervalo de 3 – 4 años, por eso es un chico que habla poco. Si bien esto significa una filmografía pequeña no quiere decir que sea poco interesante: “American Beauty”, “Road to Perdition”, “Jarhead”, “Revolutionary Road”, “Away We Go”, “Skyfall”, “Spectre” y este 2019 “1917”. Algunas capaz más recordadas que otras, pero todas con algo en común llamaron la atención. Para llegar a realizar esta proeza técnica que es “1917” Mendes tuvo que abandonar el nihilismo de su opera prima y pasar por todos los géneros, o mejor dicho por lo menos por algunos.

“1917” nos tomó por sorpresa a todos, sin haber pasado por ningún festival antes y estrenándose cerca de la fecha de los Oscars, nos sorprende, como su director, llevándose estatuillas sobre películas como “The Irishman”, “Once Upon a Time…. In Hollywood”, “Parasite”, etc y etc. ¿Ganar una estatuilla en los Golden o en los Oscars significa que sos mejor? La respuesta es claramente que no. Películas como “Citizen Kane”, “Zerkalo” o “Cavalo Dinheiro” nunca ganaron un Oscar por mejor película, pero aun así se pueden considerar como algunos de los mejores films hechos en la historia.

“En el apogeo de la Primera Guerra Mundial, dos jóvenes soldados británicos, Schofield y Blake tienen una misión aparentemente imposible. En una carrera contra el tiempo, deben cruzar el territorio enemigo y entregar un mensaje que detendrá un ataque mortal contra cientos de soldados, entre ellos el propio hermano de Blake”. Esta es la trama sobre la cual Mendes va a tratar de desplegar su premisa del sacrifico personal por un bien mayor. ¿Ya vimos esta premisa? Si. Los pensadores de tiempo atrás decían: solo se puede escribir sobre tres temas: la vida, la muerte y el amor. Los tres grandes temas universales.

“1917” no innova desde la narrativa ni desde el mensaje que busca transmitir, el hallazgo verdadero es en la proeza técnica. El uso del plano secuencia no solo sirve para captar más fielmente la realidad, como estableció Bazin en su texto, sino que también en este caso para hacer al espectador un participe emocional de la trama y de la película.

El espectador abandona su cómodo asiento para adentrarse en la 1ra Guerra Mundial posicionándose como un participe más. Acompañando a los personajes por aquella odisea bélica, un descenso al infierno situado en la Europa de principios del siglo XX. Mendes desde su lugar de director y Deakins desde su lugar de director de fotografía utilizaron grúas, camionetas, cuatriciclos y steady-cams para llevar a cabo este gran falso plano secuencia.

Hay que hacer una diferenciación del movimiento del steady-cam. Definitivamente es uno de los mejores instrumentos para seguir personajes y más en plano secuencia. Pero ahora, el steady puede optar por moverse de dos formas, vamos a poner de ejemplo a Terrence Malick para enfrentarlo con Sam Mendes. El steady que sigue a los personajes de Malick, es un steady que no posee un cuerpo, es más bien un espíritu, un ser que flota y se mueve o mejor dicho vaga por un espacio. En cambio, el steady de Mendes se ve obligado a posicionarse como un personaje y transformar al espectador en personaje, llevándolo a tensionarse como en la secuencia de persecución entre los restos de un pueblo. En este sentido la cámara no decide por si misma que observar, sino que la obligan a observar ciertas cosas.

En su afán de querer ser un plano secuencia e introducir al máximo al espectador, la película se transforma en un videojuego. La cámara se posiciona detrás de un personaje a unos metros y vemos sobre su hombro, muy similar a como se ve en los juegos de guerra como Call of Duty o Battlefield. La narrativa es incluso similar pensando la secuencia como una misión se podría decir que estas son intercambiables entre si y como el orden de los factores no altera el producto, la película seguiría siendo la misma.

La narrativa es simple y conocida es por eso que la muerte del personaje de Blake no termina de emocionarnos del todo, si bien busca lograr que el espectador lagrimee no logra generarlo. Para generar aun una satisfacción mayor de la que otorga el plano secuencia la narrativa se ve obligada a ser circular y perfecta por eso es posible visibilizar el final. La paz con la que estaban sentados bajo el árbol nuestros personajes se ve finalizada por una misión, ahora tienen que restaurar aquella paz de estar sentados bajo un árbol. Pero como en la guerra siempre hay muertos, uno de nuestros protagonistas tiene que morir.

Deakins transforma un pueblo destruido en un verdadero infierno, un poco inspirado en el desierto de “Blade Runner 2049”. Tras transitar muchos obstáculos Schofield cruza un puente destruido, un puente que sirve como símbolo del paso al más allá donde empieza aquel infierno. Pero un infierno (pueblo destruido) donde encuentra la luz, la humanidad y el futuro, es decir, se encuentra con aquella madre con el bebe.

Schofield se ve obligado a escapar del pueblo porque lo están persiguiendo y decide saltar al rio, atraviesa el Caronte para volver a la tierra. Se encuentra con el escuadrón buscado y se da una de las escenas más hermosas de la película. Toda la división escucha a un soldado cantar, hay paz, Schofield se sienta en un árbol a escucharlo cantar, pero todavía no termino su misión.

Mendes ya al final de la película otorga el sentimentalismo hollywoodense donde Schofield habla con el hermano de Blake, donde se habla de las hazañas del caído. La cámara sigue a Schofield alejándose del hermano de Blake y dirigiéndose a un árbol, donde se sentará a encontrar la paz que perdió al principio y la paz que espera a que la guerra termine.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s