La Cordillera (2017) de Santiago Mitre

Los limites de ficcionalizar la política están bien claros para Santiago Mitre. Es que el compromiso social de sus películas no pasa por querer dar un discurso abarcativo y concientizador. Es pura ficción, llevada al punto que nos interpela más por el tratamiento de los personajes que por una presunta interpretación partidaria. Es muy difícil no pensar esta película en paralelo con su opera prima El Estudiante, no solamente por su estilo sino también por la manera de acercarse a la política a través de algo que no sabemos del personaje principal, un secreto que tiene guardado y queda a la sugestión del espectador.

Hernan Blanco es un político que llego al poder con la campaña de ”el hombre común”, el hombre que podes ser vos, hombre digno, del bien, laburante, del interior, que es blanco y heterosexual (las simples características de todo político argentino). La película comienza mostrando cómo ese eslogan convirtió a Blanco en una figura dócil, alguien que no esta a la altura de los poderosos presidentes de otros países como Brasil. Y la cumbre se convierte en el escenario perfecto para poner a prueba sus capacidades como presidente, su oportunidad de mostrarle a los Argentinos que tiene la firmeza necesaria. Lo que me parece muy acertado de la película es poder desde la primera escena enmarcar como tópico principal, la expectativa que se maneja sobre un nuevo presidente, una sensación que todos tenemos y con la que Mitre y Llinás juegan hasta el climax de la película.

Mitre nos quiere contar la cara de la política que no mostró en El Estudiante. Ésta se enfoca en la militancia y como se llega estructuralmente a la política. La ambición sí era una clave para entender El Estudiante, y la trama se sostenía por ser esta la motivación pura del personaje. Al igual que Roque, Blanco es ambicioso y también esconde algo sobre su pasado, pero no se muestra así a lo largo de la película. La estrategia es que veamos al personaje de Darin con su careta de presidente y no quién realmente es. Solo logramos meternos en su vida personal a través del personaje de su hija (con una destacable interpretación de Dolores Fonzi), quien ante sus recuerdos negados y el trauma que esto genera en ella, decide callar. Podemos entonces entender a Marina como el silencio y la complicidad de los gobernantes, de sus corrupciones y actos que los distancian bien de ser “hombres comunes”. Como es de esperar, el Presidente Blanco niega todas las acusaciones.

Sin embargo, hay cosas que no terminan de satisfacer en la película. El personaje de Erica Rivas se siente falto de desarrollo, al igual que la relación conflictiva entre Blanco y Castex. Si bien sirve para puntualizar que siendo el confidente de Blanco, este lo abandona cuando la trama tiene que girar, a simple vista parecen subtramas que no tienen suficiente desarrollo para aportar algo mas que ser peones del presidente.

Y por último esta el final, o lo podemos llamar climax. Al igual que El Estudiante, La Cordillera tiene un final abrupto. La primera impresión es sentirse estafado, que la película finaliza y lo mas importante sucede después. Pero el efecto que logra Santiago Mitre es admirable. Toda la película nos mantiene entretenidos y crea una gran expectativa, para llegar al punto mas culmine de la política, la toma de decisiones. Y es a ese lugar a donde el director quería llegar, al punto en el que la política se resume a un simple “si o no”. Una vez retratado este instante, no hay nada mas que mostrar, por que si bien se puede ficcionalizar la política, luego de las decisiones viene el discurso y luego la acción y es precisamente ahi, donde entramos nosotros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s